Alberto Fernández: “Si todavía no cerramos un acuerdo con el FMI es porque no nos vamos a arrodillar”

El presidente Alberto Fernández sostuvo que si el Gobierno nacional todavía no cerró un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) “es porque no nos vamos a arrodillar”, y criticó a quienes le exigen una negociación “de rápida y a cualquier precio”.

Fernández encabezó esta tarde un acto homenaje organizado por La Cámpora al cumplirse 11 años del fallecimiento de Néstor Kirchner. Estuvieron presentes gobernadores, funcionarios y dirigentes del Frente de Todos, así como sindicalistas y otros referentes del peronismo.

Desde el Club Deportivo Morón y ante miles de militantes, el Jefe de Estado recordó: “Días atrás, Jorge Ferraresi me invitó a un plenario en Avellaneda y un compañero me dijo ’Presidente, le pido que no nos arrodillemos ante el Fondo’”.

A lo que agregó: “Si todavía no cerramos un acuerdo es porque no nos vamos a arrodillar, porque vamos a negociar hasta que nuestro pueblo no vea en riesgo su futuro por pagar una deuda”.

Fernández también hizo referencia a un discurso del expresidente santacruceño en el que habló sobre la defensa de “los intereses del pueblo argentino” y retóricamente preguntó “¿cómo se piensan que son las discusiones con los acreedores? ¿Se piensan que son gentiles, que no hay presiones?”.

“A veces quisiera que los diarios de Argentina, en vez de pedirme a mí que apure un acuerdo con el Fondo de cualquier modo, le digan al Fondo que se haga responsable del daño que hizo dándole a la Argentina una deuda que no se podía pagar”, reprochó.

“Lo que veo es que me exigen un acuerdo rápido y a cualquier precio. Nosotros no vamos a hacer un acuerdo que postergue más a los argentinos que han quedado postergados”, ratificó el mandatario.

“Esos acuerdos exigen mucha pelea y mucho debate. Y a mí no me preocupa que digan ’¿por qué Alberto confronta?’. Voy a pelear y voy a confrontar todo lo que sea necesario, y voy a cerrar con el Fondo el día que sepa que eso no condiciona el futuro de la Argentina”, añadió.

Por último, Fernández se dirigió a quienes dicen que “el Gobierno no tiene un rumbo”, y les contestó: “El Gobierno no tiene el rumbo que ellos quieren que tomemos, que es un rumbo que nos siga endeudando, que condiciona nuestro crecimiento y nuestro desarrollo”.

Inflación y congelamiento de precios

Mientras se discute el congelamiento de precios y se busca cerrar un acuerdo con las empresas que permita bajar la inflación, Alberto Fernández sostuvo durante su discurso que “acá no hay un problema de emisión monetaria”, porque “la base monetaria crece mucho menos que lo que crece la inflación”.

En esa línea, Fernández planteó: “¿Saben cuál es el problema? La concentración de la producción de los alimentos, la fijación de los precios en pocos operadores, y para eso hay que ser firmes y plantarse frente a los poderosos y decirles que esto así no puede seguir”.

“No es justo que los precios de alimentos básicos crezcan del modo que crecen, cuando los ingresos no crecen del mismo modo. Se rasgaban hasta ayer las vestiduras en contra de los precios máximos, nos acusaban de las peores cosas, pero nosotros no dudamos. Entre los que especulan a costa del hambre los argentinos y los argentinos que tienen hambre, nosotros nos ponemos al lado de los argentinos que tienen hambre”, agregó.

También podría gustarte