Al borde del llanto, Nik contó que lo llamó el vocero de Aníbal: “Me dijo, riéndose, que a Aníbal se le fue un poquito la mano, se te ríen en la cara”

Horas después del mensaje amenazante que le escribió Aníbal Fernández en redes sociales, Nik reveló que recibió un llamado del vocero del ministro de Seguridad de la Nación. “Me dijo, riéndose, que a Aníbal se le fue un poquito la mano”, relató el humorista gráfico, al borde del llanto. Y culminó: “No son conscientes de lo que hacen”.

La polémica comenzó este domingo, cuando Fernández respondió a un mensaje de Twitter en el que Nik cuestionaba el clientelismo político y pronosticaba una nueva derrota del Gobierno en las elecciones de noviembre.

“Muchas escuelas y colegios de la CABA reciben subsidios del estado y está bien. Por ejemplo la escuela/colegio ORT. ¿La conoces? Sí que la conoces… O querés que te haga un dibujito? Excelente escuela lo garantizo. Repito… ¿Lo conoces?”, le preguntó, insistente, el funcionario.

A la ORT acuden las hijas del dibujante. Por eso, Nik calificó el mensaje de Aníbal como “persecutorio”, dijo que era antisemita y aseguró tener miedo.

Este lunes por la tarde, el creador de Gaturro se refirió al episodio y reveló un llamado del vocero del ministro.

“No sé si debo contar esto. Me llamó el jefe de prensa de Aníbal… Que Aníbal está en Tucumán. Que en realidad, con una sonrisa, se le fue un poquito la mano. Se reía. Que sí, que me quería llamar”, fue relatando Nik lo que el vocero le habría dicho.

Notoriamente nervioso, continuó: “Yo estoy más para abrazar a mis hijas y ponerme a llorar que para hablar con este señor, que no tiene conciencia de lo que hace”.

Al borde del llanto y con dificultades para hablar, agregó: “Me dio una indignación. Se te cagan de risa en la cara. Me dan ganas de llorar. ¿Cómo te va a llamar riéndose?”.

Al humorista gráfico se le quiebra la voz en el diálogo con Radio Mitre. Calla por unos instantes. Minutos antes Nik había contado que iba a llevar a sus hijas al cine, para despejarse: una de ellas se había largado a llorar esta tarde.

En otro tramo de la entrevista, Nik habló sobre la situación de sus hijas y aseguró que la situación de tensión las está afectando.

“Estoy por llevarlas al cine. Y una se me puso a llorar. Porque recibe la repercusión de esto que es… no me sale otra palabra que no sea triste, justo para una persona que se dedicó a hacer humor”, expresó el humorista.

Además, advirtió sobre la peligrosa influencia de los mensajes oficiales en los “fanáticos”.

“A estos personajes los conocemos bastante, tiran y tiran, cruzan los límites constantemente. Pero los fanáticos pueden ir y hacer cualquier cosa con nuestros hijos”, señaló. “Este tipo de miedo con los chicos no lo había visto. No somos ni racistas, ni antisemitas, ni nos metemos con los colegios, con todo lo que pasó con los colegios en este año y medio”.

Y alertó sobre otro riesgo de este tipo de prácticas avaladas desde el Estado.

“Puede ser un inicio para que el Estado use cualquier información para que un ciudadano de a pie no se manifieste. Conozco gente que dice ’no, para qué voy a decir esto’”, dijo sobre la situación actual, antes de volver sobre el llamado del vocero de Aníbal Fernández.

“Después te llaman los adláteres de este señor matándose de risa diciéndote ’No, se le fue la mano’. Son unos irresponsables. No tiene ni idea de lo que provocan en la comunidad. No sé si es la desesperación, si son inconscientes, si tienen un problema psiquiátrico o todo junto eso”, concluyó.

El mensaje de Aníbal Fernández despertó amplio repudio en las redes sociales, donde se manifestaron numerosos referentes de la oposición con gestos de apoyo y solidaridad a Nik.

Una de las primeras en reaccionar fue Ricardo López Murphy, que habló de “una enorme gravedad institucional”.

“Utiliza información personal de un ciudadano para amenazarlo por su opinión política. Una respuesta intimidante y antisemita, del funcionario que debería cuidar a los argentinos”, escribió el candidato a diputado por la Ciudad de Juntos.

Por su parte, Patricia Bullrich calificó de “escrache” al episodio y exigió que Aníbal Fernández se retracte.

“Esto se llama ESCRACHE Ministro Aníbal Fernández, por una opinión de Nik. Retráctese YA y le advierto #ConLosChicosNo!”, fueron las palabras de la presidenta del PRO.

A ellos se sumó María Eugenia Vidal. “El ministro de Seguridad de la Nación, Aníbal Fernández, como respuesta a una crítica de Nik le avisa que sabe a qué escuela van sus hijos. Con los chicos no. #VolvieronPeores”, expresó la candidata a diputada nacional por la Ciudad.

También podría gustarte