Agua en el “asteroide de la muerte”: ¿Qué significa?

La nave de la NASA, OSIRIS-REx, se encuentra desde la semana pasada orbitando alrededor de Bennu. Ahora, los científicos descubrieron la presencia de agua en ese asteroide primitivo: Se trataría de las mismas moléculas que dieron origen a la vida en la Tierra. Bennu tiene aproximadamente 500 metros de diámetro y tiene el tamaño aproximado de una pequeña montaña.

“Información recientemente analizada procedente de la misión del Explorador de Orígenes, Interpretación Espectral, Identificación de Recursos y Seguridad de Regolitos (Osiris-Rex, por sus siglas en inglés) ha revelado la presencia de agua en la arcilla que conforma su objetivo científico, el asteroide Bennu”, dijo la NASA en un comunicado.

“Puesto que Bennu es en sí mismo demasiado pequeño para haber albergado agua, el descubrimiento indica que en algún momento se dio la presencia de este líquido en algún cuerpo paralelo, seguramente un asteroide mucho más grande”, concluyó la agencia espacial estadounidense.

Se trata de la presencia de hidroxilos, moléculas que contienen átomos de oxígeno y de hidrógeno adheridos entre sí. Los científicos creen que estas moléculas están en todo el planetoide.

La nave OSIRIS-REx acompañará al asteroide como un satélite, para estudiar cómo se desplazan los planetoides sin una onda gravitatoria definida. Luego, debería aterrizar en algun lugar del planetoide para recoger muestras y traerlas a la tierra.

“Cuando las muestras de esta misión lleguen a la Tierra, en 2023, los científicos recibirán un tesoro oculto de nueva información sobre la historia y la evolución de nuestro sistema solar”, dijo la responsable de instrumentación de la misión y científica de la NASA, Amy Simon.

“Estamos hablando de un asteroide que nos puede revelar importante información sobre la formación temprana del sistema solar o inclusive el principio de la vida en la tierra”, indicó el investigador principal de OSIRIS-REx y profesor del Laboratorio Planetario y Lunar de la Universidad de Arizona, Dante Lauretta.

El “asteroide de la muerte”

Bennu está siendo estudiado con mucho cuidado porque representa una amenaza potencial para la Tierra: Su trayectoria indica que pasará “rozando” nuestro planeta. Sin embargo, desde la NASA sostienen que no impactará con nuestro mundo y que el principal interés de esta misión inédita es científico.

También podría gustarte