Abaten a Mujer Policía en intento de Robo

Una agente de la Policía Local de Almirante Brown fue asesinada de un balazo, mientras su marido y también integrante de la misma fuerza resultó herido en una pierna, al ser asaltados en su vivienda de la localidad de Glew por un sujeto que logró escapar, llevándose las armas reglamentarias de ambos, pero logró ser detenido a las tres cuadras. Al ser identificado, se estableció que sobre el sospechoso pesaba un pedido de captura por un hecho de abuso sexual de una mujer, ocurrido tiempo atrás en la zona de Dock Sud.

Este episodio de inseguridad se registró ayer, cerca de las 3 de la madrugada, cuando el ladrón ingresó a la casa de las calles Los Patos y Rancagua de Glew, forzando una puerta lateral y una ventana. Allí reside el matrimonio, junto al padre de la víctima fatal, un teniente primero de la Policía bonaerense, de 64 años. Al ser sorprendido en el patio del domicilio, le impartieron la voz de alto y al intentar reducirlo se habría producido un forcejeo en el que Tamara Ramírez (26) recibió un impacto en el pecho, que resultó mortal, al mismo tiempo que su esposo fue alcanzado por un tiro en el muslo de la pierna derecha, que le ocasionó una herida de gravedad, aunque quedó internado fuera de peligro en el hospital Lucio Menéndez de Adrogué.

En medio de los disparos, el asaltante logró escapar con las dos pistolas 9 mm. pertenecientes a los efectivos de la Policía Local de Almirante Brown, pese a la intervención del padre de la agente, que también resultó afectado por algunos golpes. Al escapar, el homicida “descartó” el revólver cromado que portaba y tras el llamado al 911 se montó un amplio operativo en la zona para atraparlo. Durante uno de los procedimientos se hallaron ambas armas reglamentarias, tiradas en el patio de una casa, a 300 metros de la escena del hecho, además de manchas de sangre.

- Advertisement -

Finalmente, personal del Comando de Patrullas de Almirante Brown capturó al sindicado ladrón, quien tenía una mano lastimada y si bien pretendió argumentar que se trataba de un empleado de delivery de una pizzería de la zona, quedó aprehendido, cuando intentaba esconderse en la casa de una vecina y cambiarse de ropa.

Más tarde se indicó que sería el autor del crimen de la agente Tamara Ramírez y del robo a su casa, mientras que al identificarlo como Luca Alaimos (de 19 años y domiciliado en el partido de Avellaneda), se determinó que era buscado, al estar imputado en una causa por “abuso sexual agravada por acceso carnal”, en perjuicio de una mujer, por un caso registrado en la localidad de Dock Sud.

La investigación del caso quedó a cargo del fiscal Gerardo Loureyro, titular de la Unidad Funcional de Instrucción Nº 3 de Lomas de Zamora, quien caratuló el expediente como “homicidio calificado criminis causae, lesiones graves y robo agravado”.

- Advertisement -

- Advertisement -

- Advertisement -